historia del polo hoyLa historia del polo es aún inexacta. Sin embargo, muchos investigadores en este campo, concuerdan con que nació en Asia Central en el siglo VI a. C, específicamente en Persia (actual Irán) y era practicado mayormente por los caballeros del rey e incluso las damas de la corte de la reina comenzaron a jugarlo como manera de rendirle tributo a su regente. De las tribus iraníes que precedieron al reinado de Darío I el Grande entre el 521-485 a. C, se obtuvieron los primeros registros de la práctica de este deporte.

El polo continuó ganando auge en Persia y se extendió a países como Arabia, El Tibet, China y Japón. El nombre con el que conocemos este deporte actualmente, deriva de la palabra “pulu” que significa “pelota” en tibetano.

Más tarde en el siglo 13 d. C, el polo llega a la India de la mano de los conquistadores musulmanes y la ocupación inglesa adopta su práctica luego de ver los partidos disputados en la región. En 1860 se forma el primer club de polo en Calcuta.

Al principio, solo partidos informales se daban entre las unidades de caballería inglesa estacionadas en la India. Estos equipos de polo jugaban sin reglas y con 8 participantes.

equipos de polo jugaban sin reglas y con 8 participantes

Para 1875, el polo, juego de gran popularidad entre realeza, oficiales y nobles, inició su práctica en universidades y empezaron a marcarse pautas para su justa disputa. Ya en 1876, el periodista deportivo James Gordon Bennet había visto su primer partido y fue entonces cuando lo introdujo a los norteamericanos, quienes en 1877 comenzarían a jugarlo en la ciudad de Nueva York en el hipódromo Parque Jerome, Condado de Westchester del mismo estado.

En Long Island, Nueva York, se forma el Meadow Brook Club en 1881 y la cantidad de jugadores de polo antes establecida en 8 participantes, se redujo a 5. Luego, entre 1881 y 1883 tanto en Estados Unidos como en Inglaterra el número disminuyó a 4, y es el que se mantiene hasta el presente.

En América, la práctica del polo solía regirse por las reglas estipuladas en 1886, por el Club Hurlingham de Inglaterra, a pesar de ello y para igualar la ventaja entre competidores, en 1888,  Estados Unidos a través de un sistema de hándicap polo, cambió un poco las reglas y tomó en cuenta los metros a recorrer por los caballos, el peso de la silla, campo de polo, entre otros.

Así, este juego comenzó a tener alcances inimaginables a pesar de ser bastante elitista, ya que el costo de mantener los ponis y caballos de polo además de otras condiciones del deporte, era muy elevado.

La suma empleada por los criadores de caballos de polo, para alimentar y entrenar a sus principales activos, constituía una gran inversión que retornaba, solo si el animal era lo suficientemente firme para aguantar los altos niveles exigidos por los torneos.

Internacionalización del Polo

Internacionalización del Polo              

Los americanos compitieron sin éxito contra los ingleses en la Copa Westchester de 1886. Inglaterra defendería el título nuevamente en 1902. En 1909 los estadounidenses finalmente conseguirían la victoria. De allí en adelante la copa sería disputada 9 veces más, siendo vencedores lo americanos todas las veces, excepto en 1914.

Tanto las reglas americanas como las inglesas, fueron combinadas. Los Estados Unidos permitieron que el palo del oponente fuera enganchado con el mazo del rival. Igualmente, Inglaterra permitió que los jugadores precedieran la pelota, lo que antes estaba prohibido. El polo pasó de ser el lento juego inglés con golpes controlados, al dinamismo americano con golpes largos, movimientos rápidos y un estilo más abierto.

El comité olímpico consideró en 5 oportunidades al deporte como una disciplina entre los años de 1900 a 1936. En la actualidad, volvió a tomarse en cuenta como deporte de exhibición en los Juegos Olímpicos de la Juventud de Buenos Aires en 2018.

Entre 1920 y 1930, el polo se volvió sumamente popular en Argentina y Chile. En 1928 la Copa de Las Américas se jugó entre Argentina y Estados Unidos. El polo argentino desde entonces ha sido referencia en competiciones y el deporte nacional de un país, en el que las multitudes sobrepasan los 80,000 espectadores.

Puedes conocer la Historia de la Natación completa.

En polo, España es otros de los países que se habituó a la práctica religiosa de este deporte. En el continente europeo, es el principal exponente de esta disciplina. Aunque en la región solo era jugado por reyes y príncipes, recientemente se ha vuelto más accesible.

Hoy en día, se estima que alrededor de 77 países jueguen al polo. Sin embargo, los más importantes son Argentina, Inglaterra, EE. UU., Australia, Nueva Zelanda y España.

Principales competiciones y jugadores

Principales competiciones y jugadores

El  Campeonato Mundial de Polo es el principal torneo a nivel de selecciones, organizado por la Federación Internacional de Polo (FIP). Al principio se disputaban cada 2 o 3 años, actualmente se realiza cada 4 y su actual campeón es Argentina que compitió junto con otros 7 países: Chile, Inglaterra, USA, España, India, Australia y Nueva Zelanda en Sidney, Australia.

El polo club sudamericano es el  que más se destaca en estas competencias, Argentina por ejemplo ha logrado 5 títulos, Brasil 3 y Chile 2.

En Europa existe otro torneo también organizado por la FIP, el Campeonato Europeo de Polo que está en vigencia desde 1993, se realiza cada 2 años (anteriormente, cada 3) y su actual campeón (2018) es Italia.

En Argentina, se dan lugar los torneos de hándicap polo más importantes. La “Triple corona” está conformada por El Campeonato Argentino Abierto de Polo que se disputa anualmente en el campo de polo de Buenos Aires. El Campeonato Abierto de Polo del Hurlingham Club y El Campeonato Abierto de Polo del Tortugas Country Club, son los otros 2. La región también cuenta con el Argentina Polo Day, un polo club creado en 2009 para promover este deporte a nivel nacional. Con dos hermosos campos de juego, además de caballos y entrenadores calificados, es la mejor opción para comenzar a practicar.

Entre los exponentes más relevantes del polo, se encuentran, Nacho Figueras, Facundo Pieres, Adolfo Cambiaso y Juan Martín Nero, con un hándicap de 10 goles. Actualmente, el polo club femenino también se da cita en estas competiciones y participan avalados por la Federación Internacional.

En cuanto a patrocinio, el polo, siendo un deporte de élite, cuenta con marcas pioneras como Johnnie Walker y Volkswagen, que han apostado por publicitar el estilo incomparable que posee esta disciplina.

A diferencia de cualquier otro deporte, polo ofrece una espléndida muestra de habilidades, tanto de sus jugadores como de los caballos, criaturas magníficas que realizan incontables hazañas a los ojos de todos los afortunados testigos de este grandioso evento hípico.

Te dejo una linda captura de un partido en la Historia del Polo,

Puedes ver también,

Imagenes Pixabay

Sigue Leyendo